close menu
Encuentra un lugarAgendar una cita

¿Por cuánto tiempo duelen los frenos?

5 formas de aliviar el dolor causado por los frenos

Los dientes son una de las partes más esenciales del cuerpo. Te ayudan a obtener los nutrientes que necesitas para llevar una vida sana y también son cruciales para expresarte. Tener los dientes desalineados puede dificultar hablar, sonreír o reír con confianza, por eso muchos adultos se ponen frenos. Los frenos pueden resolver varios problemas dentales, mejorar tu aspecto y aumentar tu confianza. Pero si has oído hablar del dolor que producen los frenos a otras personas, es posible que dudes en someterte a este tipo de tratamiento dental.

Nuestro equipo en Risas Dental ha ayudado a docenas de pacientes en su experiencia con frenos. Hablaremos sobre el dolor causado por los frenos y te daremos algunos consejos para manejarlo a medida que navegas tu camino hacia una sonrisa más brillante, más saludable.

¿Por qué duelen los frenos?

Los frenos son un método de tratamiento utilizado para corregir problemas dentales como dientes torcidos, dientes apiñados, dientes separados, mordidas abiertas, sobremordidas y prognatismo. Los frenos aplican una presión constante sobre el tejido blando de tu boca, cambiando lentamente la posición de tus dientes y maxilares.

Cuando tu boca está sobrepoblada, el tamaño de tu mandíbula puede ser demasiado pequeño para que quepan todos tus dientes. Los frenos intentarán empujar lentamente los dientes que se encuentran fuera o dentro de la mandíbula hacia la posición adecuada en las encías. El tejido blando de tu boca tiene que expandirse y crear más espacio para que se asienten los dientes durante este proceso.

Dado que los frenos literalmente cambian la estructura de tu boca, es de esperar que sientas algo de dolor durante el proceso. El tipo de alimentos que comas también puede desencadenar algo de dolor, sobre todo cuando los frenos son nuevos.

Sin embargo, cualquier dolor que sientas al llevar frenos debe ser soportable y fácil de controlar tomando analgésicos sin receta y descansando. La mayoría de la gente puede tolerar el dolor que producen los frenos, por eso incluso los niños pequeños pueden usarlos. El dolor intenso debe ser tratado por tu médico.

Qué esperar con los frenos

Los ortodoncistas son especialistas dentales que se encargan del proceso de colocación de frenos. El proceso no es doloroso y los ortodoncistas no administran anestesia durante este tiempo. Antes de colocarlos, te limpiarán los dientes y boca para eliminar la placa y los restos de comida.

El ortodoncista aplicará pegamento en cada diente, extendiéndolo por la superficie antes de fijar unos pequeños brackets. A continuación, fijará un alambre a los brackets, apretándolo para producir la tensión deseada en los dientes.

La tensión de los brackets puede hacer que te duela la boca unas horas después de colocarte los frenos. Tu ortodoncista puede recomendarte que tomes un analgésico y descanses para aliviar el dolor y dar tiempo a que tu boca se adapte.

Después de ponerte los frenos

La presión de los alambres en los frenos y las ligas puede provocar pequeños cortes en el interior de tu boca. Algunas personas también experimentan dolores de cabeza y de muelas la semana siguiente a su primera colocación de frenos. Estos síntomas deberían reducirse con el tiempo y desaparecer eventualmente.

Modificar tu dieta para incluir alimentos y bebidas blandos compatibles con los frenos es importante para minimizar el dolor de dientes al comer después de la colocación.

Limpiarte bien los dientes te ayudará a mantener una buena higiene bucal. Dedica tiempo dos veces al día a cepillarte alrededor de cada bracket. Utiliza hilo dental con enhebradores y cepillos interdentales para eliminar las partículas de comida del pequeño espacio entre los brackets y tus dientes.

Se delicado al limpiar para evitar dañar tus dientes y boca.

¿Por qué duelen tanto las ligas de los frenos?

Los frenos pueden utilizar ligas interarticulares para sujetar los alambres en la posición ideal para los dientes y mandíbulas. Tu ortodoncista te orientará sobre cómo utilizar las ligas en función de cómo haya que corregir tu mordida. En muchos casos, deberás enganchar la liga a los brackets de los caninos superiores y luego enlazarla alrededor de los brackets de los dientes posteriores inferiores.

El otro tipo de liga que se utiliza en los aparatos de ortodoncia se llama ligaduras. Las ligaduras envuelven el bracket de cada diente. Solo un ortodoncista puede instalar y retirar ligaduras durante tu cita.

Es posible que sientas molestias o dolor unos días después de colocar las primeras ligas elásticas porque tus dientes han empezado a moverse a la posición correcta. Al igual que con los frenos, las molestias de las ligas elásticas no duran para siempre y se reducen a medida que tus dientes se asientan en las nuevas posiciones.

Ajustando tus frenos durante el tratamiento

Tendrás que visitar al ortodoncista cada cierto tiempo para que te ajuste o vuelva a apretar los brackets. Los frenos pierden fuerza en su agarre cuando los dientes cambian a una posición más alineada. El ajuste de los frenos garantiza que estos apliquen siempre la presión adecuada a todos los dientes.

Durante la cita de realineación, el ortodoncista retirará las ligas elásticas o ligaduras que sujetan el alambre. Tras examinar el movimiento de los dientes, el ortodoncista apretará o renovará el alambre tomando en cuenta los cambios. Es posible que el ortodoncista coloque resortes y nuevas ligaduras o ligas elásticas alrededor de los brackets.

Ajustar o tensar los alambres de los frenos puede resultar doloroso, sobre todo unos días después de la cita. No obstante, debes acudir al dentista siempre que los alambres empiecen a sentirse flojos, ya que así evitarás llevar los frenos más tiempo del necesario.

cuánto tiempo duelen los aparatos

5 formas de aliviar el dolor de los frenos en casa

Hay muchas formas de aliviar el dolor y las molestias causados por los frenos en casa para que puedas continuar con tus actividades diarias después de la consulta. Estos métodos incluyen:

Usar cera para ortodoncia. La cera para ortodoncia es una sustancia diseñada para crear una barrera entre los alambres de los frenos y el tejido suave de la boca. Al recubrir los frenos con cera, se reduce el impacto de sus esquinas duras y puntas afiladas. Enrolla y aplica la cera que te recete tu ortodoncista sobre los dientes limpios, sustituyéndola al menos dos veces al día para prevenir infecciones bucales.

Enjuague con agua salada. El agua salada es un método económico para aliviar el dolor provocado por los frenos. Llena un vaso con agua tibia y añade una cucharadita de sal hasta que se disuelva por completo. Enjuágate los puntos doloridos de la boca con ella antes de escupirla.

Tomar analgésicos. Los analgésicos sin receta, como el paracetamol, pueden ayudarte a controlar las molestias causadas por los frenos. Consulta a tu ortodoncista antes de tomar nuevos medicamentos para el dolor. Es posible que te recomiende tomar un analgésico durante la colocación y el ajuste de los frenos para minimizar las molestias.

Comer los alimentos adecuados. Cambia tu dieta después de ponerte frenos para minimizar la masticación y mantener limpios los frenos. Te sentirás mucho mejor si no tienes que sacar trozos de comida de entre los dientes doloridos cada vez que comes.

Descanso. Reduce al mínimo el esfuerzo físico después de tu cita de los frenos para darle tiempo a tu cuerpo para ajustar. Puedes colocarte una bolsa de hielo en la cara mientras te acuestas a ver una película o dormir para aliviar el dolor de los frenos.

Qué comer si te duelen los dientes

Si incorporas estos alimentos a tu dieta, te mantendrás bien nutrido/a durante tu tratamiento de frenos:

Alimentos fríos. Estos alimentos pueden reducir la inflamación de las encías y la boca provocada por las molestias o el dolor de los frenos. Las bebidas sin azúcar y los helados también pueden ayudar.

Alimentos blandos. Dale un respiro a tus dientes evitando los alimentos crujientes como las zanahorias, el apio y las manzanas inmediatamente después de tus citas con el dentista. El puré de papas, el arroz, las sopas, los licuados y los jugos son opciones deliciosas y nutritivas para personas con frenos.

Alimentos no pegajosos. Mantener la higiene bucal con frenos será más difícil si comes alimentos que se enganchan fácilmente en los dientes. Evita masticar chicle, caramelos, platillos de pasta y las carnes chiclosas mientras lleves frenos.

Es normal sentir molestias después de obtener frenos, pero debes ponerte en contacto con tu ortodoncista si experimentas un dolor intenso que no mejora después de tomar analgésicos. También debes buscar atención médica en caso de llagas y heridas en la boca que no cicatricen al cabo del tiempo previsto. Te recomendamos que te pongas en contacto con tu ortodoncista si los alambres de tus frenos se aflojan o se rompen para evitar causar más daños a tus dientes y boca.

En Risas Dental, nuestros ortodoncistas expertos te guiarán a través de tu proceso con frenos, asegurándose de que termines con una sonrisa que ilumine cada habitación a la que entres. ¡Agenda una cita en cualquiera de nuestras oficinas para comenzar tu camino a una sonrisa más brillante hoy mismo!

Nos encanta ver tu #RisasSmile

Ubicaciones
cruzmenúchevron-down-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebookk-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram